¿Por qué buenos empleados dejan su trabajo?



Parece increíble la cantidad de veces que los jefes de las empresas se quejan por perder a sus mejores empleados, y tienen un buen motivo para quejarse: pocas cosas hay más costosas y perturbadoras para una empresa que perder a personal cualificado.

Los jefes tienden a culpar de sus problemas de gestión a todo lo que se mueve, ignorando el meollo de la cuestión: la gente no quiere deshacerse de su puesto de trabajo, lo que quiere es deshacerse de su jefe.

Lo triste es que esto puede evitarse fácilmente. Lo único que se necesita es una nueva perspectiva y un esfuerzo extra por parte del jefe.

Primero, es necesario entender qué cosas hacen los jefes que acaban con la paciencia de los trabajadores cualificados.


Aquí hay algunas cuestiones por las cuales los buenos empleados se van de las empresas:


1. Cargan a los empleados con demasiado trabajo

Nada quema más a un buen empleado que una carga de trabajo desproporcionada. Es tan tentador mandar el trabajo más difícil a los mejores trabajadores que los jefes suelen caer en la trampa. Para los empleados, resulta desconcertante: se sienten como si se les estuviera castigando por hacer bien su trabajo. Además, también es contraproducente. Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Stanford (Estados Unidos) demuestra que la productividad por hora desciende notablemente cuando se exceden las 50 horas laborales semanales, y la productividad cae tanto al pasar las 55 horas semanas que prácticamente no se obtiene ningún beneficio de trabajar más.


2. No reconocen las aportaciones de los trabajadores ni recompensan el trabajo bien hecho

Es fácil subestimar el poder de una palmadita en la espalda, especialmente con los mejores trabajadores, que se sienten intrínsecamente motivados. A todo el mundo le gusta que le feliciten, sobre todo a aquellos que trabajan duro y dan todo de sí mismos. Es necesario que los jefes se comuniquen con sus trabajadores, averigüen qué tipo de cosas les hacen sentir bien (en algunos casos, un aumento; en otros, el reconocimiento público) y los recompensen por el trabajo bien hecho.


3. No se preocupan por sus empleados

Más de la mitad de las personas que dejan su puesto de trabajo lo hacen por la relación que tenían con su jefe. Las empresas que actúan con más inteligencia se aseguran de que sus directores sepan mantener un equilibrio entre la profesionalidad y la humanidad. Este tipo de jefes son los que celebran los éxitos de sus empleados, empatizan con los que lo están pasando mal y estimulan a sus trabajadores. Los jefes que no lo hagan tendrán unas tasas de rotación muy altas. Es imposible trabajar ocho horas al día con alguien que no se implica personalmente y que solo se preocupa por el rendimiento de producción.


4. No cumplen sus promesas

Comprometerse a algo con los empleados coloca a los jefes en la fina línea que separa la felicidad de los trabajadores de su marcha de la empresa. Cuando un jefe se compromete a algo, la opinión que tienen los trabajadores de él mejora, ya que le perciben como alguien honesto y digno de confianza (dos cualidades muy importantes en un buen jefe). Pero, si no lo cumple, el jefe se convierte en alguien insensible, falso e irrespetuoso. Después de todo, si el jefe no cumple con sus compromisos, ¿por qué deberían hacerlo los demás?


5. Contratan y ascienden a la gente equivocada

Lo que quieren los trabajadores con talento es trabajar con profesionales que estén a su altura. Cuando los jefes no hacen un buen trabajo a la hora de contratar personal, los trabajadores cualificados pueden sentirse desmotivados por tener que trabajar con ciertos compañeros. Ascender a la gente equivocada es incluso peor. Alguien que se parte el espinazo se siente insultado cuando ve cómo ascienden a otra persona que se toca las narices en el trabajo. No hay duda de que esta es una de las razones que hacen que los empleados cualificados dejen su puesto.


En resumen

Si se quiere conservar a los mejores trabajadores, hay que poner especial atención al trato que se les da. Aunque estos trabajadores sean duros como una roca, su talento ofrece infinidad de opciones. Lo que hay que conseguir es que sean ellos los que quieran trabajar para ti.


¿Crees que sea cierto?

Danos tu opinión y cuéntanos cual nos falto.


1 vista

CONTACTO

Oficinas Centrales

AV. Adolfo Lopéz Mateos 169, Metropolitana 2da Secc 57740, Nezahualcóyotl, Edo. Méx.

Escribenos por WhatsApp

COMPAÑÍA

AYUDA

ATENCIÓN PARA EMPLEADOS

Y PERSONAL NUEVO

RENOVACIONES | PAGO

RENUNCIAS

ENTREVISTAS | RENOVACIONES

PAGOS | RENUNCIAS

ATENCIÓN PARA EMPLEADOS

Y PERSONAL NUEVO

HG Sistema RH

Con más de 17 años de experiencia y  presencia en el mercado que proporciona la salida a los problemas de reclutamiento y administración de recursos humanos de alta calidad que las empresas necesitan.