Cómo diferenciar las ofertas de trabajo falsas de las reales.



Desgraciadamente, no todas las ofertas de trabajo que pueden llegar a nuestras manos son reales. Las altas tasas de paro, entre otras causas, hacen que aparezcan ofertas de trabajo que no persiguen sino un beneficio fraudulento para quien las ofrece.

De todas formas, este tipo de ofertas son una minoría dentro de todas las ofertas que nos pueden llegar y, por ello, es conveniente que sepamos distinguir las ofertas reales de las falsas.

¿Y cómo saber si una oferta de trabajo es real o no?

Hay muchas pistas que nos pueden indicar si la oferta de empleo que tenemos entre manos es real o, en su caso, puede ser un fraude.  Por ejemplo, debemos desconfiar de las ofertas de empleo en las que:

  • Solicitan que adelantemos una cantidad de dinero para poder seguir optando al puesto o para realizar un curso.

  • Ofrecen una remuneración superior a lo normal.

  • Ofrecen horarios extremadamente flexibles.

  • No está claramente especificado el trabajo que hay que desarrollar.

  • Solicitan una incorporación inmediata.

  • Debes hacer un periodo de prueba sin remunerar.

  • La fuente de la oferta no es fiable o conocida.

  • Utilizan cuentas de correo electrónico generalistas como Gmail, Hotmail, etc...

  • Debes llamar a un número de teléfono de tarificación adicional. Desconfía de los teléfonos con prefijos 803, 806, 807 o 905.

  • Si ves que una oferta se mantiene durante un periodo muy prolongado en un portal de empleo a pesar de tener un número de candidatos/as muy alto.


¿Cuáles son los fraudes más conocidos?

De entre las ofertas de empleo fraudulentas, las más conocidas son las ofertas para trabajar desde casa montando no sé qué artilugio o todas aquellas relacionadas con negocios piramidales en los que debes comprar ciertos productos para revenderlos a una clientela que tú debes conseguir.

Últimamente, se han dado a conocer muchos casos de lo que se conoce como ‘mediadores de transacciones’, se trata de una estafa. En estos casos, la persona estafada recibe transferencias en su cuenta para que las reingrese en otras cuentas a cambio de una comisión. Esta modalidad es muy grave, ya que acarrea consecuencias penales y puedes acabar en la cárcel. Ante la duda, conviene no pagar y tampoco aceptar cobros si no hay un contrato y un desempeño de tareas.


¿Cómo puedo evitar caer en uno de estos fraudes?

Es fundamental que aprendas a detectar las características de una oferta falsa. Ante la duda, es mejor que no sigas adelante.

La mayoría de estas ofertas se realizan a través de Internet. Eso no quiere decir que todas las ofertas que encuentres en Internet sean fraudulentas, pero sí es cierto que muchos de los fraudes que se realizan a través de Internet están relacionados con ofertas de empleo.

Por eso, si estás buscando trabajo en Internet, es conveniente que utilices canales fiables: portales de búsqueda de empleo contrastados, instituciones oficiales... Asegúrate de que, uses el canal que uses, tenga una clara política de protección de datos personales.

Por último, siempre puedes acceder a la página web de la empresa que supuestamente está contratando y comprobar si tanto la información que aparece en la oferta como la propia empresa son reales. Una manera muy sencilla de recabar este tipo de información es a través de los buscadores de Internet; introduciendo el nombre de la empresa o la supuesta oferta podrás encontrar información de otros/as usuarios/as (foros, etc...) alertando del supuesto fraude.


Me han dicho que no me fíe de las ofertas que me llegan vía correo electrónico…

Salvo que tengas la certeza absoluta de que la persona o entidad remitente es de fiar, es mejor no contestar. Por norma general, estos mensajes suelen ser modelos genéricos y sin ningún tipo de referencia hacia tu persona. Si, además, ves que tiene faltas de ortografía o el lenguaje no es natural, ya sabes qué se debe hacer con él. También es muy importante que, ante la duda, no pinches en ningún enlace que pueda aparecer en este tipo de mensajes. 

Cada vez más, detrás de esos mensajes se esconden lo que se conocen como ‘crackers’,  que no son más que personas expertas en informática con malas intenciones. Las listas de correos electrónicos validadas están muy cotizadas entre esas personas ciberdelincuentes y si, además, se trata de personas que tienen en común estar buscando empleo, eso les facilita su labor.


¿Tu que opinas de lo que acabas de leer?

Dinos tu opinión y siguenos aquí.



17 vistas

CONTACTO

Oficinas Centrales

Blvd. Puerto Aéreo 81, Interior 3, Venustiano Carranza, 15710, CDMX.

Escribenos por WhatsApp

COMPAÑÍA

AYUDA

ATENCIÓN PARA EMPLEADOS

Y PERSONAL NUEVO

RENOVACIONES | PAGO

RENUNCIAS

ENTREVISTAS | RENOVACIONES

PAGOS | RENUNCIAS

ATENCIÓN PARA EMPLEADOS

Y PERSONAL NUEVO

HG Sistema RH

Con más de 18 años de experiencia y  presencia en el mercado que proporciona la salida a los problemas de reclutamiento y administración de recursos humanos de alta calidad que las empresas necesitan.